edicion

sponsors

balneario

PPublicidad Uocra

pasteleros

Turismo náutico

Es evidente que la extraordinaria importancia del turismo náutico, como variable que permite diversificar la oferta turístico-deportiva de Argentina, y del MERCOSUR, para la “Calidad de Vida” de sus habitantes, y una convocatoria excepcional al segmento de deportistas-turistas volcados a la navegación, que ya superan los 30 millones de nautas, que salen de sus fronteras, anualmente, con una tendencia que crece con parecido índice, que la demanda de automóviles.
Con turistas que son, sin lugar a dudas, los de mayor poder adquisitivo del planeta, y los más rentables, a la hora de pagar servicios, en el hemisferio norte.
La última crisis económica, europea, permitió ratificar, que el sector turistico, ha sido uno de los pocos que evito la retracción.
Ya en las “Jornadas Españolas de Turismo Náutico”, en 1978 de España se hablaba de los 10.500.000 embarcaciones en USA., una embarcación cada 20 habitantes (cifra duplicada) y más de 2 millones para la comunidad Económica Europea. Hoy en este último continente, ampliado, Francia solamente ha llegado en el 2010, ha superar el millón de embarcaciones registradas. De la docena de Puertos Turísticos Deportivos del año “78 de la costa occidental del Mediterráneo Europeo, para el tramo Francia, España. Hoy se da una oferta que sigue creciendo de una Dársena Deportiva o Refugio cada 7 millas, y la oferta pese a la evolución, sigue lejos detrás de la demanda.
Brasil, con su propuesta, anunciada en sus publicaciones de una recalada marítima cada 50 millas, junto con Uruguay, nos han sacado mucha ventaja. Los argentinos históricamente, vivimos de espaldas al mar. Reaccionado en los últimos años, ya que desde el Gran Buenos Aires (Área Metropolitana) pocas recaladas para el turismo confiable, náutico, tenemos en el rumbo a Mar del Plata, y mucho menos hacia el sur, donde las opciones (con buena voluntad) se espacian cada 200 millas marinas. De allí que los casi 2.000 barcos de Turismo Deportivo de Mar que pasan camino al Estrecho de Magallanes, a los Canales Fueguinos o la Antártida, nos miran “lamentando el largo descuido” y los que ingresan a nuestro sistema fluvial , fuera del Buenos Aires con su espacio Metropolitano, no nos anotan para recomendar a los miles de amigos que comparten en las recaladas.
Por otra parte, la impresionante y creciente flota turístico-deportiva de Europa, Estados Unidos y Canadá, tienden de una forma natural a desplazarse a los países y mares del Sur. Y tenemos que prepararnos para todo ello. El que compra un atraque en la costa del mar o ríos de Argentina es un turista ganado por el país, multiplicador de opciones para la recreación y el turismo en Argentina.
Es, pues, imprescindible el crear una infraestructura náutica en lugares o parajes que tengan adecuada oferta de servicios que luego pueda crecer integrando planificados ámbitos, que en muchos casos llegaran a recibir la avalancha de barcos, que ha surgido también en nuestro país, pese a la limitada infraestructura que crea facilidad de reparo o puertos en la extensa geografía plausible para estas practicas (marítimas o fluviales).
Existen en Argentina tres espacios geográficos potenciales para pensar en adecuarlos para el desarrollo del Turismo Náutico, e incitar inversiones privadas, genuinas, involucradas en este “Plan Federal de Turismo Estratégico y Sustentable”, en lo indicativo :
1 - Los mas de 15.000 Km. de borde marítimo Argentino, involucrando el Sector Antártico Argentino y su rosario de islas, (Provincias de Buenos Aires, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Río Negro, Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur)
2 - Los ríos navegables del Litoral Fluvial Turístico Argentino (Provincias de Buenos Aires, Entre Ríos, Santa Fe, Corrientes, Chaco, Formosa y Misiones).
3 - El resto de los espacios acuáticos navegables (embalses, ríos y lagos)

Por Antonio Torrejón


retrato de hoy